985 331 381 · 620 062 376 ···
¡Las 5 claves para configurar tu perfil de Google My Business!

Cuando buscas algo en Google, no sólo obtienes una lista de enlaces a diversos sitios web, sino también sugerencias de lugares que podrían satisfacer tus necesidades. Allí también encontrarás los horarios de apertura, información de contacto y direcciones en Google Maps. Esta información proviene de Google My Business, lo que lo convierte en una poderosa herramienta para todas las pequeñas empresas y autónomos, ya que es lo que hacen tus consumidores potenciales para encontrarte online.

1. Investiga lo que ya hay sobre ti – ¡podría sorprenderte!

Antes de empezar a pensar en tu estrategia concreta, vale la pena revisar lo que ya está en Internet sobre tu empresa y tu industria. Buscar en Google el nombre de tu empresa es, por supuesto, la forma más obvia de comprobar esto. También intenta buscar en Google las palabras clave relacionadas con tus servicios o productos para ver lo que hace la competencia y quién aparece para los términos por los que tu quieres ser encontrado.

Seguramente te sorprenderá ver que ya existe un listado de Google My Business para ti, pero es posible que contenga alguna información errónea. La razón de esto es que cualquiera puede crear un listado de Google para tu negocio, y si suficientes personas lo buscan, Google puede hacer automáticamente algunas conjeturas sobre lo que hace tu negocio e introducir automáticamente la información. Para evitar que tus posibles clientes encuentren lo que no deben o a tu competencia, asegúrate de corregir tu listado o reclámalo.

Te puede interesar también :  Lo que debes conocer sobre SEO para imágenes en Wordpress

2. ¿Quieres reclamar tu perfil?

 Si descubres que tu empresa ya tiene un listado, debes reclamarlo y decirle a Google que tú eres el propietario de ese negocio y que deseas editar y actualizar la información. Google lo verifica enviando una postal a la dirección de tu empresa para asegurarse de que tu empresa existe realmente y es geográficamente correcta. En esa carta postal hay un código que puedes introducir en tu perfil de Google My Business.

La verificación de tu empresa es bastante sencilla y te permite controlar la información que Google muestra en tu perfil y responder a las valoraciones y a los comentarios.

3. Una buena impresión, es sinónimo de venta

Ahora que has creado o reclamado tu listado, asegúrate de que la información sea precisa y abundante. Cuanto más precisa y fácil sea para tu cliente acceder a la información relevante, más probable es que elija tu negocio al tomar decisiones de compra.

Empieza con lo básico: el nombre de tu negocio debe ser el mismo que aparece en la URL de tu sitio web, en las redes sociales y en todos los demás listados locales. Esto suena simple, pero muchas compañías cometen errores como tener diferentes mayúsculas, puntuación u ortografía en diferentes plataformas. Por ejemplo, Rankingcoach vs. RankingCoach, KFC vs. Kentucky Fried Chicken –  una vez termines sigue adelante.

4. Añade información adicional para superar a la competencia

A la gente le encanta averiguar lo más que se pueda sobre un vendedor antes de tomar una decisión de compra. Esto hace que sea aún más importante que proporciones información que vaya más allá de lo básico, como los métodos de pago aceptados, ofertas especiales y promociones, para crear realmente una sensación de seguridad para el cliente. Por ejemplo, si tú como cliente sabes que se acepta PayPal o cualquier otro tipo de pago electrónico, tu empresa será más atractiva que un competidor sin esta información.

Te puede interesar también :  ¿Qué es el diseño web responsive o adaptable?

Saber que tu consultorio tiene acceso para discapacitados o instalaciones para el cambio de pañales puede facilitar mucho la decisión de los usuarios con necesidades especiales. Al proporcionar esta información en tu lista de Google My Business, responderás a las preguntas de los clientes antes de que tengan que preguntar, eliminando así las barreras del proceso de toma de decisiones.

 5. Mejora tu reputación online

La comunicación se está convirtiendo cada vez más en un diálogo, ya que los usuarios pueden interactuar con tu empresa, publicando imágenes de su empresa, dejando calificaciones o haciendo preguntas. Esta es la parte de tu perfil sobre la que tienes menos control, pero también es uno de los aspectos más influyentes de tu perfil. Existen varias maneras de optimizar tu retroalimentación y asegurar que se cree una imagen positiva de tu negocio.

  • Primero, no tengas miedo de pedirle a los clientes felices que dejen sus valoraciones. No es mendigar, pero tal vez algo en lo que no has pensado. Un cliente contento con el producto o servicio se tomará con gusto 5 minutos para dejar una valoración después de una experiencia positiva.
  • En segundo lugar, tómate el tiempo de responder a cualquier comentario, tanto bueno como malo. Mantén siempre un tono profesional y cortés y acepta cualquier comentario negativo de manera constructiva y respetuosa.
  • En tercer lugar, agrega a tu cuenta de Google My Business muchas imágenes de alta calidad de tu empresa, pero no necesariamente todas a la vez. Si lo haces a menudo, significa que las imágenes que selecciones aparecerán en la parte superior de la lista de fotos.
Te puede interesar también :  Posicionamiento en buscadores o cómo "salir en Internet"

6. Mejora tu visibilidad local optimizando tu perfil continuamente

Las ventajas de contar con un perfil en Google My Business es más que un as bajo la manga frente a tu competencia, ya que no solo te permite cuidar la reputación de tu negocio, sino también poder afrontar la actual crisis mundial. Mantener la mejor comunicación posible con tus clientes o personas interesadas en tu producto, actualizando constantemente tu perfil de GMB asegura una comunicación efectiva y transparente, creando confianza en medio de tu audiencia.

Así que aprovecha al máximo todos los recursos gratuitos que actualmente Google my Business ofrece e informa a tus clientes si tu negocio puede o no ofrecer servicio de momento, agregando la etiqueta de “Cerrado temporalmente” . También puedes agregar atributos que le permitan saber a los clientes potenciales algunas condiciones de tu servicio según el tipo de negocio que tengas. Por ejemplo, en el caso de los restaurantes, algunos de estos atributos son comer allí, para llevar y a domicilio. En el caso de que seas una docente, consultor o asesor puedes agregar: Tutorías online, Clases virtuales, entre otros.

Conclusión

Una ficha de Google My Business es una poderosa herramienta para mejorar el impacto y reputación de tu negocio en Internet. Además es una herramienta esencial para escuchar las necesidades de tus clientes y comunicarse activamente con ellos. Creando, solicitando y optimizando tu perfil pones a tu empresa en la mejor posición posible para aumentar las ventas y asegurar el éxito online.

Artículo invitado por Victoria Fyfe

 

 

Victoria Fyfe Se especializa en marketing online para pequeñas empresas y es licenciada en inglés y gestión de la Universidad de Durham. Actualmente es Marketing Manager de rankingCoach.

 

¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 Votos - Promedio: 0,00 de 5
Cargando…