985 331 381 · 620 062 376 ···
Introducción al diseño gráfico publicitario y sus variantes

Entre las diversas estrategias del marketing digital (aunque no solo en el mundo online) para visibilizar y consolidar una imagen corporativa de una empresa o la presencia en Internet de un profesional, el diseño gráfico publicitario es una de las más destacadas.

El diseño gráfico es, de por sí, una herramienta que se utiliza a nivel de comunicación para lanzar, a través de la imagen, el mensaje que queremos transmitir.

Si a esto le añadimos el adjetivo «publicitario», inevitable y etiológicamente nos lleva al aspecto comercial. Siendo más específicos, según el Diccionario de la Lengua Española, podríamos concluir que el diseño gráfico publicitario es el tipo de diseño utilizado con fines comerciales.

Partes del diseño gráfico publicitario

Diseño de publicidad

Establecer una imagen corporativa comprende, ante todo, mantener una coherencia en todas las publicaciones de la empresa. No sería lógico tener distintos logotipos, incluso colores distintos para representar la imagen por la que queremos que se nos reconozca.

Imagen corporativa

La primera parte del diseño gráfico publicitario debería ser la creación (si no se tiene previamente) o la adaptación de la imagen de la empresa a todos los niveles. Es crucial, si no tenemos una idea de lo que queremos, dejarse asesorar por profesionales que nos ayudarán en la elección de esta imagen.

La imagen corporativa debe servir no solo para nuestros posibles clientes nos reconozcan, sino también para que nosotros mismos, nuestra plantilla y nuestros colaboradores se sientan orgullosos de trabajar en, con y para nuestra empresa. Generar confianza es, también, otro de los objetivos del diseño gráfico publicitario.

Te puede interesar también :  Posicionamiento en buscadores o cómo "salir en Internet"

Una buena elección en esta primera fase facilitará que el diseño gráfico publicitario consiga el objetivo final: comunicar, darnos publicidad; en definitiva, hacer de nuestra empresa o de nuestra marca algo público, esto es, conocido por todo el mundo.

Descríbenos qué necesitas y te enviaremos un presupuesto en 48 horas.

Diseño corporativo

La creación de un logotipo reconocible, una vez elegido los colores que nos representarán, es la siguiente parte del diseño gráfico publicitario. Si hemos conseguido diseñar un logotipo potente y reconocible, esos colores podrán variar en función de las necesidades y de los medios a través de los que vayamos a transmitir.

Sin embargo, lo ideal sería que esas señas de identidad se modificaran lo menos posible o que, en todo caso, el diseño sea lo suficientemente adaptativo para no perder esa imagen al cambiar de formato. Debemos recordar que el diseño corporativo tendrá que ser aplicado en las tarjetas, en los sobres y en cualquier formato o medio que elijamos para comunicarnos con nuestro clientes o cuando vayamos a crear campañas publicitarias.

Impresión corporativa

Si hemos ido siguiendo los pasos para crear una identidad corporativa eficaz, a la hora de la impresión de carteles, catálogos, carpetas o cualquier otro medio impreso, no tendremos problemas: nuestra imagen será siempre visible.

Es importante destacar de nuevo que la imagen corporativa no es solo una forma de comunicación de dentro hacia afuera, esto es, de nuestra empresa hacia los clientes. Para que esa imagen se refuerce, es fundamental que quienes trabajan en y para la empresa sean conscientes de que debe estar siempre visible, en cada documento, incluso de funcionamiento y comunicación interna, como puede ser la firma de un correo electrónico o los folios que deberán llevar siempre el «membrete» o el sello con esa imagen.

Te puede interesar también :  ¿Cuánto debo invertir en el diseño de mi pagina web de empresa?

Diseño gráfico publicitario. Ejemplos

Diseño de catálogo

A la hora de buscar ejemplos de diseño gráfico publicitario no estaría de más hacer un poco de historia. Si pensamos, sobre todo, en la cartelería, nos vendrán a la mente (y a la vista, porque se trata de imágenes) algunos muy reconocibles. Además, al repasar su historia podremos comprobar cómo ha ido evolucionando el diseño gráfico publicitario con el paso del tiempo.

Por ejemplo: ¿quién no conoce IKEA? Sus catálogos son una seña de identidad de la empresa. Su genialidad tal vez se encuentre en su simplicidad, pero se ha consolidado de tal manera que, en la actualidad, su mero nombre nos evoca conceptos como el de orden, confort, fiabilidad y… ¡diseño! Es imposible decir «diseño nórdico» sin pensar en IKEA.

Pero, estamos en la era (hace ya mucho tiempo) digital por excelencia, por eso el diseño gráfico publicitario está estrechamente ligado al diseño web, de ahí que empezáramos este artículo hablando de marketing digital. De la misma manera que hicimos un pequeño ejercicio de memoria al recordar anuncios o carteles antiguos, si queremos tener una imagen corporativa que podamos aplicar en el mundo digital, es importante saber cómo ha evolucionado el diseño en Internet. Para ello podemos investigar para saber cuáles son algunas de las mejores páginas web de los últimos años.

Diseño editorial

También el diseño editorial es una de las partes del diseño gráfico publicitario, aunque en esta ocasión nos referimos al proceso que se encarga de la maquetación de todas las publicaciones de la empresa.

Te puede interesar también :  Servidores dedicados, ¿qué son y cuándo usarlos?

Manteniendo la identidad corporativa, el diseño editorial tiene encomendada la tarea de realizar publicaciones (impresas o digitales) tales como folletos, trípticos, e-Book y cualquier otro formato que hayamos decidido emplear en nuestro plan de marketing.

En este apartado debemos destacar la importancia de los blog para atraer y mantener un flujo constante de visitas a nuestra página web con la finalidad de reforzar nuestra presencia en Internet.

Diseño industrial

Ya hemos visto que el diseño editorial es la parte del diseño gráfico publicitario responsable de la maquetación y presentación de las publicaciones dentro de una empresa. Por su parte, el diseño industrial sería la parte del diseño gráfico publicitario responsable de llevar la imagen corporativa a productos más físicos, tangibles o, como se suele decir, en tres dimensiones.

El ejemplo más claro sería el denominado packaging, o sea, el formato y la presentación que tienen los productos creados por nuestra empresa respetando la imagen y haciéndola reconocible.

En un diseño web, el diseñador debe cuidad la usabilidad de la página para que el visitante sepa dónde está cada cosa y lo guíe en su visita. De la misma forma, el diseño industrial también requiere que el producto final sea útil para su cometido. Tanto uno como otro —diseño editorial y diseño industrial— serán pilares en los que apoyar el diseño gráfico publicitario para dar una imagen confiable de nuestra marca o empresa.

¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 Votos - Promedio: 0,00 de 5
Cargando…